Volver al blog

Cómo empezar con el take away y el delivery en tu restaurante

Las 4 claves más importantes para el take away y delivery.

Tiempo de lectura: 4 minutos

1 de Diciembre del 2020

“Adaptarse o morir.”

El internet y la digitalización llevan años ofreciendo soluciones y oportunidades en muchos ámbitos. Desde comprar sin salir de casa o encontrar trabajo en plataformas online hasta preguntar por el tiempo al robot de Google, Alexa. La “era digital” es una realidad y cada vez más negocios están adaptando e innovando su forma de comercializar. A día de hoy, 7 de cada 10 empresas se han digitalizado.

El salvavidas para bares y restaurantes

Una vez más, Internet resulta ser una oportunidad para el sector de la hostelería y restauración. La situación actual es protagonizada por el take away y el delivery, lejos del contacto y los contagios. También parece ser el bote salvavidas para los establecimientos. 

Los dos servicios se pueden definir con una sola palabra: comodidad. Tanto para el cliente que está en casa y no le apetece cocinar como para el restaurante que no debe preocuparse por atender las mesas, sino de que el cliente recoja su pedido o el repartidor le entregue el mismo.

El Colmadito de Sarrià nos ha contado de primera mano cómo ha sido empezar con el take away. 

Su cocinero Omar Eluali nos cuenta que, logísticamente, es muy importante estar preparado para un alto volumen de trabajo, ya que no sabes cuál será el nivel de producción que te espera. También hay que tener presente la inversión inicial en packaging, ya que es muy importante que los platos aguanten el trayecto y lleguen con una buena calidad a la hora de consumir. 

¿Qué impulsó a El Colmadito a empezar a ofrecer take away?

“Lo que más nos impulsó a empezar con el take away fué mantener el restaurante abierto, manteniendo visibilidad y con la opción de que esta nueva oferta puede generar ingresos iguales o, en un caso excepcional, mejorar la facturación anterior.” Así dejaba claro Omar que, en la situación de pandemia mundial en la que nos encontramos ahora mismo se trata adaptarse y valorar nuevas modalidades de negocio.

¿Cómo se ve el futuro del delivery?

“El restaurante ya no es una experiencia única, se han abierto las puertas al mundo online y es tan importante como el restaurante físico. Si el producto que vendes es adecuado para delivery, el canal de venta puede ser incluso mejor que el físico. La digitalización es una realidad. Las nuevas generaciones ya están adaptadas a ella y son ellos quienes lo vivirán.” Así de claro lo tenía Santi Ureta, extrabajador de Deliveroo.

4 claves para empezar a gestionar el take away y el delivery

1. Mejora el servicio de cocina

Asegúrate de que tu equipo de cocina (personal y técnico) esté preparado para enfrentarse a la rapidez que esperan tus clientes.

2. Campañas y Marketing

Tus clientes tienen que saber que ofreces estos servicios. Grítalo a los cuatro vientos en redes sociales, publicidad, en tu carta, página web… Un consejo: ¡Haz promociones! De este modo, conseguirás muchos más clientes. Puedes ofrecer descuentos, un 2x1, bebida gratis…

3. Cuida tus menús

La oferta de menús para llevar que ofreces debe ser variada y con distintas propiedades. Deben ser fácilmente reconocibles y diferenciables, así atraerás distintos clientes. Por ejemplo: menú vegano, menú sin gluten o menú light Además, tener los menús establecidos te permitirá acelerar el proceso de producción.   

4. La importancia del packaging

El empaquetado de tus pedidos también es una estrategia de marketing. Una caja atractiva o con una frase llamativa te hace fidelizar mucho más a tus clientes. ¡Sólo se trata de imaginación! Además, es muy importante que el empaquetado esté preparado para que la comida aguante el trayecto y no pierda calidad. 

Es verdad que empezar con el delivery y take away requiere una inversión inicial, pero a corto plazo podrás ver los beneficios que te proporcionan ambos servicios. Desde Haddock te animamos a unirte a nosotros para que no se te escape ningún detalle sobre los costes de tu negocio. ¡Pruébanos gratis 30 días, notarás la diferencia!

Autora: Anna Weigand